Comparte en:

AMLO repite “usos y costumbres” de Peña, acusa el EZLN; de Solalinde, sólo “recibimos mentiras e insultos”

Autor: Proceso/ Redacción CUBO

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) dio a conocer hoy que “no ha aceptado ningún primer diálogo con nadie”, como planteó ayer el padre Alejandro Solalinde, de quien hasta ahora sólo “hemos recibido más que mentiras, insultos, calumnias y comentarios racistas y machistas”.

El EZLN también acusó al equipo del gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador de estar “repitiendo los ‘usos y costumbres’ de quienes dicen haber quitado del gobierno”. Y que el tabasqueño no debería adelantarse en violar las leyes bajo el amparo de un supuesto “carro completo”, que es “lo que hizo el PRI durante su largo reinado”.

Luego de las declaraciones de Solalinde Guerra, defensor de los derechos humanos de los migrantes, de que entregaría una carta a los zapatistas enviada por López Obrador, hoy el subcomandante insurgente Moisés, a nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (CCRI-CG-EZLN) respondió a quien “se ostenta como presbítero, sacerdote, cura o como se diga, cristiano, católico, apostólico y romano”.

Solalinde habló de un supuesto acercamiento entre el grupo armado y López Obrador, y textualmente dijo que “ya aceptó el EZLN tener el primer diálogo”, sin embargo, Moisés respondió hoy que eso es “mentira”.

En un comunicado, la dirección política, organizativa y militar del EZLN aclaró que “no han aceptado ningún primer diálogo con nadie”. Y que, como es sabido por quienes tienen el mínimo conocimiento sobre los zapatistas, un asunto así sería comunicado públicamente con la antelación debida.

“El EZLN no ha recibido del señor Solalinde nada más que mentiras, insultos, calumnias y comentarios racistas y machistas, al suponer él que, como se sostenía en la época del salinismo y el zedillismo, somos unos pobres indígenas ignorantes que somos manipulados por, usando sus mismas palabras, ‘caxlanes que administran el zapatismo’, y que eso evita que bajemos la vista y nos postremos ante quien el señor Solalinde considera el nuevo salvador”, se advierte en la misiva zapatista.

 

Protagonismo de Solalinde

Igual señala que hay un “afán de protagonismo” de Solalinde y su actitud al exigir sometimiento, pero que se equivoca con el zapatismo del EZLN.

“Y no sólo en eso se equivoca. No sabemos mucho de eso, pero parece que uno de los mandamientos de la Iglesia a quien dice servir el señor Solalinde, reza: ‘no levantarás falsos testimonios contra tu prójimo ni mentirás’”.

Luego acota el líder insurgente: “Como debería saber cualquiera que conozca las leyes mexicanas, Andrés Manuel López Obrador no es aún el presidente de México, que ni siquiera es el presidente electo, porque para ser ‘presidente electo’ es necesaria la declaración al respecto por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; y de ahí sigue que la Cámara de Diputados emita un bando en el Diario Oficial de la Federación donde le comunica a la población que ya hay un presidente electo”.
 

Y según esas mismas leyes, no es presidente en funciones hasta que rinda protesta el día 1 de diciembre próximo.

Luego recordó que López Obrador, de acuerdo con la última reforma electoral, no gobernará seis años, sino dos meses menos, “a menos que se reforme la Constitución y se permita la reelección”.

Moisés expuso que los del equipo de López Obrador se comportan como si ya fueran gobierno porque así se los han hecho creer los grandes empresarios –“vía Youtube, lo que es una garantía de seriedad”, ironiza–, la administración del señor Trump –“vía su visita faraónica”– y los grandes medios de comunicación, se entiende.

Pero tal vez no es conveniente eso de adelantar ya su disposición de violar las leyes bajo el amparo de un supuesto “carro completo”, que es “lo que hizo el PRI durante su largo reinado”.

Moisés dijo que el EZLN tiene ya la amarga experiencia de aceptar el contacto con un señor que después sería declarado presidente electo, en referencia al priista Ernesto Zedillo Ponce de León, quien aprovechó esos contactos iniciales para planear el aniquilamiento de la dirigencia zapatista de entonces.

 

Articulos recomendados