Comparte en:

Los candidatos no saben lo difícil y duro que es ser Presidente: EPN

Redacción CUBO

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió a los aspirantes presidenciales de lo difícil que es desempeñar ese cargo.

“Hoy, (a) aquellos que aspiran, les diría, no saben lo difícil y duro que es ser Presidente, porque pesa en una sola persona... tomar muchas decisiones pensando en el bien del país, que no siempre son bien aplaudidas, o bien aceptadas y que a veces son decisiones difíciles” pero que, de no tomarse, dijo, se “puede poner en riesgo el rumbo de desarrollo o crecimiento” del país. 

Durante un encuentro a puerta cerrada con jóvenes de escuelas públicas y privadas integrantes de la Fundación Scholas Ciudadanía, cuyo objetivo es resolver problemas de la comunidad, el mandatario mexicano dijo que algunos piensan “que el Presidente se la vive auténticamente a todo dar ahí, en Los Pinos, disfrutando de los bellos jardines... y de una gran casota”, pero no.

“La verdad es que para el Presidente a veces, más bien pasa a ser algo que ni siquiera logra apreciar, ni disfrutar plenamente, porque tal es el grado de responsabilidad que tiene un Presidente que su mente normalmente siempre está ocupada en pensar en resolver, en tomar decisiones... La verdad es que a veces al Presidente le toca escoger entre matices de negro, entre menos negro o más negro, pero esa es la verdad, al final de cuentas, el sentido de responsabilidad y del deber que tiene un Presidente”.

Electos por mayoría, nunca por unanimidad, explicó, los gobernantes, desde el presidente de la República hasta los alcaldes, no son los únicos responsables de lograr cambios; y en el caso específico del Presidente, aclaró, no es el único que puede transformar al país “si la nación no asume su propia responsabilidad.

“El México que queremos construir entre todos es un México que lo vamos haciendo todos los días, porque suena muy bonito en la retórica, decir: ‘Vamos a arribar a ese México que todos queremos’ y lo pintamos... pues muy bonito. Un país donde prácticamente sea el paraíso.

“Y ese México, y esa nación... no va a existir, porque, la verdad, es que se hace todos los días. Y ese estado de bienestar y de calidad de vida que cada quien encuentre en sus entornos donde viva, donde trabaje, dependerá del esfuerzo y de la contribución que cada uno haga, y se va viviendo día a día”.

Finalmente, aseguró que “nadie vendrá a hacer por nosotros lo que no seamos capaces de hacer nosotros mismos. Lo que no hagamos cada quien, en su propio espacio, y es la suma de esfuerzos individuales lo que auténticamente cambia a una sociedad.

“No es la de un líder o la de un jefe de Estado, la de un Presidente, la de un gobernador o la de un alcalde, la es de toda una sociedad, que esté decidida a cambiar y mejorar para bien”. (Con información de El Economista)

Articulos recomendados