Comparte en:

Sedes del INBA son seguras

Redacción CUBO

De acuerdo con dictámenes encargados por el INBA, el Palacio de Bellas Artes, la Torre Prisma -conjunto de oficinas en Paseo de la Reforma y Avenida Juárez- y el Teatro Regina no sufrieron daños estructurales por el sismo del 19 de septiembre y podrán operar con normalidad.

Las evaluaciones, de las que este diario posee copia, fueron realizadas por el despacho Colinas de Buen, Cande Ingenieros y la Gerencia del Palacio de Bellas Artes, respectivamente.

En el caso de Bellas Artes, el dictamen avalado por la Subdirección de Arquitectura del INBA enlista como único daño el desprendimiento de seis fragmentos de mármol en las caras de la fachada cuyo tamaño, no obstante, no representa un faltante que comprometa la estructura.

"El Palacio resistió de muy buena manera el embate de este temblor que tuvo componentes trepidatorios al inicio, por lo que no se puede expresar algún argumento técnico que invalide su funcionamiento rutinario", concluye el informe.

En el caso de la Torre Prisma, el INBA encargó la evaluación tanto a Colinas de Buen como a Cande Ingenieros. Ambos concuerdan en que los edificios pueden utilizarse con normalidad.

"No se aprecian riesgos en cuanto a caída inminente de algún elemento, ni fallas que pudieran comprometer la estabilidad del teatro (Regina), por lo que no se tienen argumentos para declarar a este inmueble como inhabitable", concluye la Subdirección de Arquitectura sobre el tercer edificio.

Ayer, el INBA informó mediante un boletín que todos sus inmuebles declarados monumentos artísticos de la Ciudad de México no sufrieron daños graves, aunque los dictámenes de cada uno no son públicos. El Ángel de la Independencia tampoco sufrió daños.(Con información de Reforma)

Articulos recomendados