Comparte en:

Sin diésel limpio, 2.270 gasolineras

Autor:El Heraldo/Redacción CUBO

De 11 mil 977 gasolineras en el país, 2 mil 270 (11 por ciento) no podrán despachar diésel de ultra bajo azufre (DUBA) a partir de enero de 2019, por lo que transgredirán la Norma Oficial Mexicana 016 de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Según el último informe de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Tractocamiones y Camiones (ANPACT), el mayor riesgo de incumplimiento en estaciones de servicio está al norte de la Ciudad de México, Morelos, en Monterrey, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en Puerto Vallarta, en Sonora, en Colima y en Guerrero, por lo que incluso las gasolineras estarían enfrentando multas.

También señala alto riesgo de incumplimiento de venta de DUBA para El Bajío, pero esta región tuvo una prórroga de seis meses de la CRE, por lo que las gasolineras aún podrán comercializar el combustible convencional.

Ese DUBA tiene 15 partículas de azufre por cada millón, mientras que el convencional tiene 500 partículas por cada millón, con lo que se busca reducir la contaminación.

La prórroga se otorgó pese a que la norma avisaba a las empresas expendio desde mediados de 2016 los requerimientos y con el argumento de que están ubicadas en la zona de influencia de las refinerías de Tula y Salamanca, las cuales no tienen capacidad de producir este combustible.

Ramsés Pech, analista del sector energético de Caravia y Asociados, comentó que esto implicará que se tengan que incrementar las importaciones del diésel limpio.

“Ese diésel tiene un costo similar al convencional. Se tiene que importar desde EU, pero el punto es que si se importa, el tipo de cambio logrará que el combustible en México se encarezca y tengamos otro efecto en la inflación, explicó.

El impacto del combustible en el transporte de carga por tierra afecta a toda la economía ya que ahí se mueve 80 por ciento de las mercancías, por camión y ferrocarril, a las cuales se les transfiere el costo de los fletes.

Además, habría otra problemática en el país con los nuevos requerimientos, apuntó la Secretaría de Energía que lidera Rocío Nahle. Pemex refiere que no existe en el país la capacidad de transporte por ducto de almacenamiento y de capacidad de servicios portuarios, que permitan realizar la operación simultánea de importación de DUBA y el desalojo de diésel de 500 partículas por cada millón hacia los puertos para su exportación, señaló.

El problema incluso podría afectar la balanza comercial por mayor importación de diésel, adicionó la carta en la que la Sener solicitó a la CRE una prórroga de un año.

Cabe mencionar que la solicitud la realizó la Sener el 18 de diciembre, pero la Comisión Reguladora de Energía informó que la norma continúa con la excepción de El Bajío.

Articulos recomendados