Opinión

Comparte en:

Marcos Marín Amezcua

Es curioso que solo México haya celebrado un cincuentenario olímpico aludiendo a sus Juegos Olímpicos, mirando aquellos días de octubre del agitado año 1968. Es curioso porque claro, la edición olímpica mexicana la hemos contado nosotros empañada, cuando no sustituida, por Tlatelolco. Y la verdad es que merece mejor suerte y no hacer una mezcla que muchas veces, entra con calzador. Cada cosa  requiere su debido tratamiento. Por respeto a todos los protagonistas, los que estuvieron en lo uno y en lo otro, distinguiendo y dimensionando cada suceso.


Sostengo que eran como lo fueron, dos fenómenos diferentes y por lo tanto, el esfuerzo olímpico mexicano, denostado por propios y extraños, se merece un mejor trato. Uno que lo dimensione porque al hacerlo, descubriremos su grandeza. Los testigos del 68 lo admiten: la Ciudad de México, no desconocedora del todo acerca de lo sucedido el 2 de octubre, se entregó a sus Juegos. Y eso es innegable. El Comité Olímpico Internacional aceptó que se efectuaran. Sucedieron después de todo y eso significó sellar y coronar un ingente esfuerzo realizado por un país del Tercer Mundo, marcando toda una hazaña. Esos son los hechos y allí quedan.

Los Juegos Olímpicos de México nos mostraron modernos y puestos a tiempo con el mundo. En este aniversario al saber de gente que los atestiguó como participante, fueran deportistas o voluntarios o funcionarios deportivos, compruebo que en efecto, fueron un acontecimiento formidable. Y recuerdo de siempre que se les menciona con Tlatelolco. Así que en los hechos, una cosa no niega la otra en ambas direcciones.

Aquellos Juegos para México venían de un proceso muy largo y muy anterior al movimiento estudiantil. Muy anterior, repito. Se buscó perdiéndose, la sedes de 1956 y 1960. Usted dirá. Por lo tanto, así deben ser tratados, porque eran ajenos y no parte de. Su convergencia es otro rollo. En paralelo a la exitosa Olimpiada Cultural, innovadora, fueron los Juegos más transmitidos y difundidos por más medios masivos hasta entonces. Con la mayor participación hasta esa fecha y regresaban a América, que desde los verificados en Los Ángeles 1932, no los había presenciado. Pienso que fueron los últimos de una etapa más romántica y menos comercial del Olimpismo. Y el atronador y retumbante aplauso a la bandera de México al entrar al estadio olímpico de Munich’72 advierte que dejaron un buen sabor de boca.  Seamos justos con ellos.

La designación de la Ciudad de México supuso un cúmulo de polémicas y desde luego, para propios y extraños, un desafío formidable. Los primeros juegos en la América Latina no eran poca cosa y su designación una salida en medio de los avatares de la Guerra Fría. Una oportunidad inconmensurable, bien aprovechada en lo geopolítico y no en lo deportivo para nuestro país. Quizás apenas cincuenta años después vemos algunos avances deportivos y eso es digno de celebrarse, también.

Los Juegos Olímpicos de México’68 fueron un hito, una oportunidad y se significó en la promoción del país. Sí, está la sombra de Tlatelolco, pero también los exitosos juegos. Todo a un tiempo y debe reconocerse. En este cincuentenario las evocadoras imágenes de los atletas de entonces, conmemorándolo, la gente mayor entregada con nostalgia y alegría a su imperecedero recuerdo y animosos muchos jóvenes oyendo las historias de sus mayores, son un gran aliciente para mirar al futuro deportivo de la Nación. Y no es cosa menor en momentos de tribulaciones como las que vivimos. 

Quienes no presenciamos los Juegos Olímpicos de México’68 por no haber nacido, pero rastreamos sus historias y de niños las oímos asombrados, nos sentimos felices en este aniversario redondo. La visita del actual presidente del COI, la retransmisión de sus cintas emblemáticas y de los episodios memorables, la instalación de esculturas alusivas y la celebración de actividades y emisiones de publicaciones y compendios especiales han sido una magnífica oportunidad de recordarnos que fuimos grandes y podemos serlo nuevamente en todo cuanto nos propongamos. Momentos de unidad son los que necesitamos y así sea mirando al ayer más reciente, podríamos encontrar nuevos impulsos para la imaginación y la capacidad de apostar a grandes cosas como país.  México’68 nos mostró como lo que somos: un país convocante y que supo ganarse un lugar en el mundo. Nadie nos regaló nada. Lo obtuvimos por nosotros mismos. Y eso es digno de celebrarse. Fuimos olímpicos, nada más y nada menos.

Articulos recomendados


Comparte en:

Marcos Marín Amezcua 

¿Aprendimos algo? ¿avanzamos realmente? Cuando la SEDENA descalifica la comisión dela verdad en un tema trascendental como Ayotzinapa, solo suma a los esfuerzos por entorpecer cualquier indagatoria que apunte a ella misma, como antes encriptó archivos alusivos a lamatanza del 68 que involucró a sus efectivos. Hay que trabajar mucho aún con las Fuerzas Armadas para cambiar su mentalidad en una democracia civil como la nuestra. 

Y aquí estamos medio siglo después, reivindicando alos caídos, a los asesinados por las armas mexicanas en una masacre que ni debe callarse ni debe cerrarse suinvestigación, por tratarse de un crimen de Estado y desde luego, como un delito de lesa humanidad.

Se pueden justificar desde el Estado las prácticas disuasivas, no el asesinato ni la tortura, justo lo que hizo el Estado mexicano encabezado poel PRI en 1968. Es el PRI el gran responsable de la matanza de civiles en Tlatelolco y de la represión previa y posterior que existió también. Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez junto con la mafia de priistas que los secundaron, son una vergüenza para la Patria. Felones.

50 años después la impunidad campea aún. El silencio priista es insultante y el lavarse las manos, más. Por eso lanecesidadde señalar a ese partido. Nuevamente. 

Los sobrevivientes, los familiares delos caídos, en efecto, tienen la ingente tarea de seguir documentado, investigando, reuniendo evidencias y señalando nombres. Bajo el entendido del ¡nunca más!! Pero cierto es que siempre bajo el priato siguen sucediendo episodios: Acteal, Ayotzinapa…que se llevan carpetazos o expresiones idiotas desde el priismo como la del ya supérenlo….

Un apuntamiento es importante: quitar las placas que dan cuenta dela inauguración delmetro dela Ciudad de México por llevar el nombre deaz Ordaz es una soberana ridiculezpropia del gobierno que encabezó Mancera, y ahora Amieva. Porque apunta en tres direcciones equivocadas: el metro es otro rollo. La placa da cuenta del suceso, no exalta la figura de Díaz Ordaz y sus malquerientes lo saben perfectamente bien; y desdeluego, es más sencillo callar el nombre que señalar responsables o encontrar desparecidosEso es lo que no se ha hecho. La medida es mediocre. Nada de simbólica. De simbolismos ya estamos hasta el moño. 

Acciones concretas eficaces, no maquillaje es lo que necesita esta ciudadanía, Por eso desapruebo la medida. Si las placas dijeran “Al salvador de la patria en Tlatelolco” como le hubiera encantado al priismo, la aprobaría. Si la idea es no olvidar, ergo el nombre de Díaz Ordaz permanezca para tener el referente claro. No es la primera vez que sucede esta omisión a modo en este desaseado gobierno de pseudoizquierda de la capital. Ya en el museo del Metro en la estación Mixcoac calla el nombre del expresidente. Así de absurdo. El que lo inauguró. Nos guste o no la Historia esloque es y la inauguración del metro está ajena al 68, como losJuegos Olímpicos, que tenían su propia dinámica. Los de México merecen constarse sin solo centrarse en la matanza de Tlatelolco.

A los responsables de tal masacre mi repudio y mi deseo de que sean juzgados por la ley y no por una justicia timorata como la que hemos visto por medio siglo. A los delincuentes represores del 68 que llamaron y trataron como delincuentes a los que se atrevieron aprotestar contra un gobierno priista autoritario, merecen ser siempre llamados cobardes y miserables y no tenemos porqué callarlo. 

Y tú, pueblo de México, nunca permitas un nuevo episodio como el de Tlatelolco.

Articulos recomendados


Comparte en:

El Diablo 

Nadie podría negar que construir un doble piso subterráneo es una obra de ingeniería mayúscula, que no está exenta de detalles y fallas corregibles.

Sin embargo, el Secretario de Obras y Servicios de la Ciudad de México, Edgar Tungüi, se enredó al abrir el Deprimido Mixcoac. Al conflicto vial siguieron los nudos verbales y las acciones precipitadas.

Primero, abrir en día hábil, cuando tradicionalmente esas nuevas obras comienzan a probarse el fin de semana.

Después asegurar que la obra estaba totalmente terminada, con algunos detalles de jardinería. Luego resultó que la ingeniería vial falló en la salida de Avenida Universidad. Ahora el mismo Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aceptó que deberán realizarse adecuaciones. Total una crítica más para este Gobierno.

Pero Tungüi no se manda solo, en el cuarto de decisiones de Mancera se acordó que la apertura fuera de golpe, sin aviso previo, en la madrugada, en lo oscurito, sin acto protocolario.

Esta última consideración sería lo de menos, pero tantos conflictos viales y sociales en 24 meses de obras, como mínimo el Jefe de Gobierno debió caminar los parques lineales y zonas rescatadas y dar la cara a los vecinos... nuevamente se escondió.

Ayer Tunguí vivió, tal vez, los momentos más intensos de su carrera. Nadie salió en su ayuda, apenas Mancera habló un par de ocasiones a tirabuzón, pero no lo defendió nada.

Tras el socavón del Paso Exprés a Cuernavaca, las empresas responsables deberían mostrarse y hacerse responsables desde el inicio... no vaya a ser que la historia se repita aquí en la Capital, en menor o peor medida.

Sólo para dejar registro y ante una eventual falla mayor se debe saber que las empresas que construyeron ese distribuidor vial subterráneo son: GAMI Ingeniería e Instalaciones; La Peninsular Compañía Constructora; Operadora y Administración Técnica; así como Impulsora de Desarrollo Integral, pero el responsable es Mancera.

Cada año y hasta 2025, esas empresas recibirán 541 mil 656 millones para recuperar su inversión y al mismo tiempo dar mantenimiento a la obra.

En sus enredos, el Secretario Tungüi también aceptó que siguen existiendo siete filtraciones de 60 que había, pero que no son de riesgo.

La publicación del estudio independiente sobre las filtraciones apareció al mismo tiempo de la apertura. Obvio, se asegura que no hay riesgos. ¿Qué más pueden decir?

“Algunas zonas están afectadas por las filtraciones, humedad, escurrimientos y hasta un flujo constante. Desde el punto de vista estético y de acabado no son agradables a la vista y pueden dar la percepción de un problema mayor”, dice el informe.

El estudio fue hecho por la Alianza para la Formación e Investigación en Infraestructura para el Desarrollo de México (FiiDEM).

Se deduce que las filtraciones pueden ser generadas por fugas de tuberías de agua potable y de drenaje, principalmente.

Con todo, acreditó la seguridad estructural del doble túnel... ahora a esperar que así suceda.

Articulos recomendados


Comparte en:

Fulipo Ocadiz 

¿Somos más los buenos? Sí, lo somos. El problema es que un día sí y el otro también los textoservisores, si se me permite el uso del término, no nada más quienes escriben en los periódicos, también en radio y en televisión, se empeñan en decir que el pueblo no es bueno y tienen razón, porque ellos también son pueblo y no se han cansado de recibir dinero que no es suyo. Practican cotidianamente una forma perversa de corrupción. Reciben dinero para hablar bien o mal de algo, sin pensar, sin analizar, sin cuestionar. Así nació el peligro para México, un peligro que vimos constantemente durante 18 años, aunque al que calificaban así no era el que estaba en el gobierno.

Pero fuera de lo que sucede en los medios de comunicación en la realidad existe un problema mucho mayor al que podemos ver. ¿Cómo es que llegamos adonde llegamos? La respuesta no es fácil, pues es una combinación de factores la que nos trajo aquí. Uno de esos factores es la impunidad que se ha venido ejerciendo para agudizar la crisis que hoy vivimos. No es difícil saber por qué.

Por principio de cuentas está la enorme impunidad que se vive en el país. Basta con saber que el 99 por ciento de los delitos que se comenten en el país quedan sin castigo. ¡El 99 por ciento! Eso quiere decir que quien comenta un delito prácticamente estará libre para cometer al menos otros 98 sin que nada le pase. Con estos números y gracias al individualismo propiciado por el sistema económico, cualquiera que delinca lo hará una vez más y cada vez será más arriesgado, querrá más dinero por cada robo o será capaz de matar a quien no se deje, como ha pasado ante el horror de las personas que pasan por ahí.

Todo esto se ha inducido desde el poder político. ¿Quién de nosotros no sabe que ir a denunciar un delito es perder el tiempo? ¿Quién no ha escuchado a una autoridad pedir a los familiares que antes de 48 horas no se busca a nadie porque no es considerada una desaparición, cuando en ningún lugar la ley dice ello? ¿Quién no ha pasado horas en un ministerio público tratando de ser atendido y deslizando un billete para lograrlo? ¿Quién no ha escuchado a la autoridad pidiendo a los ciudadanos proteger mejor sus casas? Todo esto también es una forma de corrupción, aun así, hay quienes ya no quieren que se hable de la corrupción, que hay que cambiar de villano y sí, los villanos son corruptos de carne y hueso y tienen nombre, desde el innombrable hasta Peña. Todos ellos corruptos que prefirieron dejar que todos hiciéramos lo que queríamos con tal de que ellos hicieran lo que quisieron.

Si bien es solo una de tantas aristas, también es cierto que los feminicidios, los infanticidios y los homicidios en general han venido creciendo a la sombra de un inoperante sistema de justicia, amén de los demás delitos. Las mismas empresas tienen dobles contabilidades, una para ellos y otrapara el IMSS. La gran mayoría tienen diablitos para no pagar la luz, las que no, le venden sus excedentes a fuerza a la CFE y la cobran como quieren. Hacen contratos con el gobierno absolutamente leoninos, muchas empresas pertenecen a connotados políticos y expolíticos que se han hecho ricos al amparo del poder. Hay muchos que con información privilegiada hacen grandes negocios, por ejemplo, los notarios, pero otros tantos también. El ejemplo más devastador del uso de información privilegiada es el huachicol, pues cuando los presidentes municipales y gobernadores tuvieron acceso a los planos de los ductos de PEMEX, incluso se permitieron que se pusieran bodegas encima de estos. Un robo oculto a la vista de todos. Todo lo anterior sin que existiera un solo detenido. Y hay quien dice que la corrupción no mata, como en el caso de Tlahuelilpanen Hidalgo.

Arreglar lo que durante 36 años se descompuso, se obligó a descomponerse, será una tarea titánica. La reflexión, el pensar y el repensar en soluciones será un buen ejercicio, empero lo que se requiere es una urgencia. Paradójicamente cualquier cosa que se haga para disminuir la delincuencia común será un detonante para incrementar los delitos. Me explico. Al momento en que se comienza a detener la causa de un delito, pongamos aquí de nuevo al huachicol, provocará que, como existe menos para los que se dedican a extraer hidrocarburos de los ductos, pues se peleen por la plaza, por decirlo de alguna forma. Cada vez habrá menos tomas clandestinas y los grupos se atacarán mutuamente por ellas, aumentando el número de asesinatos. Así con cualquier otra cosa.

Justo lo que hace hoy el gobierno es lo correcto. Se comienza por redistribuir el presupuesto y que llegue a los lugares adecuados, a la gente, al pueblo bueno. Sin embargo, esto tomará algún tiempo en hacer efecto y muchos ya estamos aterrorizados con lo que sucede a nuestro alrededor. Pero no puede haber mejor camino. Hay que dar oportunidades a todos antes que irse de lleno en contra de los criminales, aquello solo puede terminar en una masacre. 

Lo que urge, eso sí, es que todos comencemos a creer que somos buenos, lo somos. Que hayan destruido a todas las instituciones con tal de hacerse millonarios, que hayan hecho desechables a todos los ciudadanos con tal de hacer negocios, que hayan vendido hasta el último pedazo de tierra para que unos cuantos disfruten lo que es de todos, el agua, la tierra, los árboles, las banquetas, que hayan dejado sin recursos a la salud, a la seguridad, a los programas sociales, a PEMEX, a CFE, el que tengan las manos manchadas de sangre y se crean inmunes y sigan impunes. Todo esto tiene que llegar a su fin y no porque el gobierno lo diga y lo haga hoy, sino porque el pueblo bueno tiene que tomar el papel que le corresponde y que se resume en el artículo 39 de nuestra Constitución: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

Articulos recomendados


Comparte en:

El Diablo

Una sociedad nunca es homogénea… Por muy liberal que sea, la Ciudad de México tiene a un sector conservador importante.

El candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno, Mikel Arriola, a quien le da pena su militancia o lo que representa el partido que lo postula, apuesta a jalar ese voto conservador, el más retrograda en términos ideológicos.

Sus asesores, la mayoría formados bajo los conceptos de la alta dirección empresarial, con pensamiento mecánico y que sólo ven engranajes y no procesos ni personas, vieron ahí un nicho de votos.

Arriola aceptó ser candidato a la Jefatura de Gobierno por el tricolor a cambio de un puesto futuro con José Antonio Meade. Sin embargo, tampoco la campaña presidencial es muy prometedora. Su derrota no será digna, Mikel trae atrás de su campaña una serie de mentiras para captar el voto conservador, pues nunca podría acceder al voto liberal en ningún nivel.

Bajo el brazo carga con una encuesta telefónica que le da 19 puntos, cuando en realidad apenas rebasa los dos dígitos. Va en franco tercer sitio...

Su propuesta está camuflada en la ideología que le tocaría mover al PAN: en contra del aborto, matrimonios gays, adopción homo-parental, fotomultas, legalización de la mariguana.

Al mero estilo de las campañas centroamericanas donde se buscan nichos de votantes, a Mikel no le apena presentar propuestas que reflejan su desconocimiento sobre la Ciudad de México.

Entre sus fantasías de gobierno destaca la construcción de 100 kilómetros de Metro en seis años.
 
La realidad es que el Plan Maestro tiene como prioridad 46 kilómetros de líneas inconclusas.
 
Según el mismo ex director del Metro, el polémico Jorge Gaviño, la idea de Mikel constaría 135 mil millones de pesos en infraestructura y 45 mil millones más en trenes.

Lo que sorprende es cuando se le pregunta cómo financiaría su idea. La respuesta es que no se requiere dinero fiscal sino participación privada y deuda.

El candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, siendo Secretario de Hacienda, dejó en cero la ampliación del Metro para la Ciudad.

Para Mikel sería viable que la IP aproveche la plusvalía que genere una Línea de Metro en sus alrededores, a cambio de financiar.

Así resultó el priista, su idea es deuda y presionar el suelo cercano a la Línea con inmuebles y negocios.

Hoy un kilómetro de Metro cuesta mínimo mil millones de pesos sin infraestructura ni trenes.

Actualmente, el gobierno federal no ha enviado los recursos de ampliación de Líneas pendientes, de eso no habla Mikel, ni de la Línea 12 a Observatorio, obra lenta por falta de recursos no asignados desde la ex Secretaría de Meade.
 
Bueno, prometer no empobrece, dice el dicho. Al final todos están haciendo lo mismo.

Alejandra Barrales, la candidata del PRD, PAN y MC, pretende destinar 2 mil 500 pesos mensuales a jefas de familia. Habla de un millón de beneficiarias. Necesitaría 30 mil millones de pesos anuales, la misma cantidad que se requiere para resolver el rezago en el Metro, según el diagnóstico de Gaviño.

O hasta Claudia Sheinbaum de Morena, que promete escaleras eléctricas y transporte en cable para las zonas altas y marginadas de Iztapalapa o Gustavo A. Madero. Los proyectos de Metro-Cable no han logrado realizarse por falta de recursos, pues precisamente cada kilometro podría estar constando hasta mil millones, lo mismo que el Metro.

Es la feria de promesas…

Por lo pronto Mikel ya logró ser tendencia en twitter con sus fantasías: #FantasíasMikel.

Articulos recomendados


Comparte en:

Santiago Gómez @7ayangas

El examen de ingreso a nivel licenciatura a la Universidad Nacional Autónoma de México se había convertido, en los últimos años, en una especie de “portal místico”. Quien haya sido aceptado a la UNAM debe sentirse bendito entre los aspirantes, ya que el simple hecho de obtener un número de cuenta en la institución, le brinda el derecho de denominarse “comunidad interna” y participar activamente en la vida de la misma.

Este año algo extraño sucedió, por alguna razón hubo un error en los sistemas de resultados de examen de ingreso a nivel licenciatura; hay poco más de once mil aspirantes que aplicaron el examen y que tienen una posibilidad real de ser admitidos después de recibir el clásico portazo en las narices.

Para ellos, qué bueno, es de festejar que puedan ser aceptados en la universidad por méritos propios. Sin embargo no todo es alegría con este proceso. Errores de este tipo, inducen a pensar que esta posibilidad ha podido presentarse en años anteriores y que no había sido reconocida por autoridades universitarias.

Ninguno de los estudiantes ya admitidos será rechazado, sin embargo, en temas para la conciencia y después de ver esta confesión expresa de la UNAM, de esos casi 33 mil aspirantes aceptados, ¿cuántos realmente merecían el derecho de ser admitidos y por el error se vieron beneficiados sobre otros que sí lo merecían y por ese mismo error ahora están fuera?

Otro afectado directo de este error es el aspirante Lesthat Manelick Martínez López, quien hasta hace poco se le festejaba por realizar el examen perfecto de entre los poco más de sesenta y seis mil aspirantes ¿seguirá conservando su nota inmaculada con este error? Esta declaración pone en duda que en efecto sus respuestas hayan sido perfectas.

Esta clase de errores, además de afectar la credibilidad de la Universidad Nacional, afecta también a su alumnado y a los que se quedaron en la línea para poder ser reconocidos.

Si ya de por si el proceso de selección cada vez que se realiza es controvertido, este año será aún más, ya que deberá ser muy puntual para demostrar que de las más de once mil evaluaciones que volverán a revisarse, los que no sean aceptados, es por causas imputables a ellos y no de nuevo a errores de la UNAM.

Articulos recomendados


Comparte en:

Por Ana Ma. Vázquez @Anamariavazquez 


Si bien es cierto que si no todas, muchas de nosotras hemos sufrido acoso en diferentes formas: arrimones, manoseo, miradas o frases lascivas, violación, también es cierto que en otras ocasiones somos nosotras las que damos pie a lo que después nos “molesta”. Vestimos de forma provocativa, aceptamos la comida o el “after” del productor o del jefe con el afán de sacar algo más, llámese un puesto, ascenso, un papel, etc.
La situación se polariza de tal modo que las señales que mandamos al sexo opuesto son de abierta seducción. ¿Que nos extraña entonces un avance erótico por parte del hombre aludido?
Y no se trata de linchar a nadie... pero a nadie, ni hombres ni mujeres, se trata de que las señales que demos sean precisas y asumamos la consecuencia de que en algunos casos, nosotras abrimos la puerta.
Y en efecto, hay una línea tan fina entre el acoso y la caballerosidad, que a veces se confunde, o, por el contrario, aprovechamos para tener cinco minutos de fama cuando “nadie”nos conoce. Decir #me too y poner en evidencia a una persona cuya trayectoria ha sido de las más limpias en aras de convertirse en trending topic, me parece una acción más que sucia, vil. Con tantos años en los medios, una figura publica, difícilmente se quemaría frente a una cámara.
En Televisa, otrora meca del cochinero y la prostitución, se veían llegar chicas en atuendos semi transparentes... ¿iban por un papel?, ¿se consideraban actrices?, evidentemente no, y podría citar muchos casos de productores y directores poniendo departamento y auto a la chica en cuestión, chica que ahora se atreve a decir #me too.
En otros casos, los reales, los difíciles, los que no buscan la ventana mediática, los que se quedan llorando y muerden la almohada en las noches por vergüenza, ésos no los conoceremos nunca, y menos a los agresores.
Ofende a niñas y jóvenes que a diario son víctimas de abusos, el que “niñas bien” (perdón si sueno elitista), denuncien lo que no conocen, lo que no han vivido porque su status está más allá de eso. Ofende y lástima que manchen reputaciones y linchen a priori, total, el caso es llegar sin importar a quién se pise.
Como mujer que ha sido acosada, sé que ese vídeo no demuestra un acoso. También sé que la línea es muy tenue y el tema delicado.
En México, instancias como INMUJERES (55122836 ext 151 - línea mujeres 5658 1111) están para eso, para evitar la doble victimización, para deslindar responsabilidades, para no enlodar trayectorias y hacer justicia, desafortunadamente aquí priva más la cultura del chisme y la copia gringa que la denuncia, desafortunadamente una falsa denuncia pública, puede dar al traste con las denuncias reales.
Hace falta abrir la boca, pero no en una entrevista, sino ante la ley, que en casos como éste, responde y funciona bien. Otra instancia que funciona es el llamado “Búnker” (PGJDF. Calle Gabriel Hernández 56, casi esq. RIo de la Loza), donde sin costo existe atención médica y psicológica sin revictimizar a nadie.
Antes de hablar, denunciar.
¿Quieren lista de acosadores en los medios?, la tengo completita, pero jamás me treparía en nadie por 5 minutos de tan efímera fama.

Articulos recomendados


Comparte en:

El Diablo

Fuera de comparaciones forzadas, al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se le ocurrió formar una fuerza policíaca interestatal para ir a las zonas del país que más padecen delitos de alto impacto como el robo de vehículo y autopartes.

Como presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Mancera logró convencer a gobernadores de aportar elementos de sus coorporaciones para formar ese grupo élite llamado “Fuerza Conago”.

Como buen abogado, seguro está justificada legalmente la presencia y acción en Guerrero de policías de la Ciudad de México, Puebla o Hidalgo.

Pues desde este jueves, 500 policías de esas entidades hacen revisiones y revisan deshuesaderos de autos para encontrar unidades robadas.

Las criticas le llovieron a Mancera vía redes sociales, las cuales se resumen en una pregunta: ¿Qué hacen en Guerrero policías capitalinos? mientras que en la Ciudad de México los delitos de alto impacto están a la orden y la percepción de inseguridad a la alza. Eso ni El Diablo lo sabe.

Más allá de esas consideraciones, será interesante conocer qué dicen este viernes Mancera, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo; y el de Hidalgo, Omar Fayad, cuando presenten de manera formal el Operativo "Fuerza Conago".

En tanto, es oportunidad para recordar que en la Ciudad y Estado de México, aunque se niegue insistentemente, hay crimen organizado.

Ahí están las cifras negras de la Megalópolis 2017. A razón de 158 ejecuciones al estilo del crimen organizado; 176 asesinatos en municipios conturbados.

Así las cosas, los tiempos políticos se aceleran y los gobernantes deberán comenzar a decidir dónde quieren estar... a Mancera ya le urge irse a una campaña presidencial que sus cercanos insisten, sí tiene futuro.

Articulos recomendados


Comparte en:

Víctor Zúñiga @Zuniga_Vic

IsaiahBerlin solía decir que los puntos de inflexión son momentos históricos capaces de cambiar cualitativamente la configuración de las distintas sociedades y hasta de las civilizaciones. 

A reserva de un juicio más equilibrado por parte de los historiadores, es muy probable que a partir de las 13:14 horas del pasado 19 de septiembre de 2017 en México haya iniciado la gestación de un punto de inflexión. Ya si éste es positivo o no para el propio desarrollo de la sociedad dependerá de cómo ésta logre administrar y dar forma al cúmulo de energía y solidaridad que sus ciudadanos han demostrado ante la desgracia causada por el sismo de 7.1 grados que ese día sacudió, en sentido literal y figurado, sus cimientos.

Esta afirmación, que a primera vista pudiera parecer pretenciosa, surge de un esfuerzo por pensar más allá de la coyuntura, tratando de abarcar el bosque en su conjunto y no sólo uno de sus árboles (para emplear esa analogía gerencial tan famosa como trillada), porque desafortunadamente los enfoques pedagógicos dominantes y la propia dinámica social se han encargado de atrofiar nuestra perspectiva holista de pensamiento. O lo que en palabras más llanas quiere decir, que hemos perdido la capacidad de pensar en grande.

Pero no os preocupéis, amables lectores (sobre todo los del CONALEP), que para eso tienen a este sumodesto analista. 

Así pues, cuando se sugiere aquí la posibilidad de estar ante el inicio de un punto de inflexión no es nada más por apuntar algo diferente a todo lo que los demás columnistas -mucho más famosos y leídos que el que esto escribe-ya han señalado, en el sentido de realzar la unidad, generosidad y solidaridad de la sociedad mexicana; sino también y principalmente porque existen diversos factores que así lo indican. Por ejemplo, el hecho de saber que más allá de la aparente crisis moral y la anomia social provocada por la rapacidad de la clase política, aún existen valores capaces de articular acciones colectivas que podrían ser el cimiento de una nueva cultura cívica, de mayor fiscalización y exigencia de eficacia y resultados hacia los gobiernos, pero también de cooperación y coordinación con ellos para alcanzar metas comúnmente fijadas.

Lo anterior no es una utopía, es algo factible. Lo hemos visto en días recientes. Sin embargo, tocará a los principales actores emergentes durante la contingencia suscitada por el sismo del 19-S, es decir, a los millenials, idear el cómo transformar la solidaridad y la coordinación en un mecanismo permanente de cambio social. 

En el plano político es probable que también estemos asistiendo a presenciar el inicio de cambios cualitativos importantes, no sólo porque el sismo tuvo lugar en los umbrales de la sucesión presidencial de 2018, sino también en un contexto de profundo descrédito de los partidos políticos y sus posibles candidatos, a quienes la sociedad les ha exigido destinar parte importante del financiamiento público que reciben a las tareas de reconstrucción que tendrán lugar en los siguientes meses y años, con lo cual también les ha mandado un mensaje fuerte y claro en el sentido de que exigirá campañas austeras y propuestas de gobierno sensatas. Si a esto sumamos las exigencias de combatir eficazmente la corrupción y de escrutinio a la relación las más de las veces perversa que los gobiernos establecen con los medios de comunicación convencionales, es más que evidente que esa sociedad que por momentos se mostraba resignada y apática, ahora está muy irritada y exigente. 

Y, por supuesto, el punto de inflexión también lo será en términos económicos. Las tareas de reconstrucción implicarán necesariamente la reactivación de un sector estratégico que hasta hace poco se encontraba deprimido. Las industrias acerera y cementera podrían convertirse en tractoras de diversas cadenas productivas siempre y cuando los actuales gobiernos federal y estatales, así como los que surjan de las elecciones del siguiente año presenten y ejecuten planes de reconstrucción transparentes y factibles. 

En fin, que es probable que esta desgracia que ahora nos aflige como país se convierta después en el inicio de una nueva época nacional. No obstante, eso dependerá de que el nivel de compromiso y los valores sociales que en estos días ha mostrado la sociedad en su conjunto, pero principalmente la muchachizamillenial, mantenga su ímpetu y su inercia. 

DE PASADA: En los días que corren en la Ciudad de México es posible percibir en el ambiente dos tipos de sentimientos, unos de tristeza y pesadumbre por la tragedia causada por el sismo; pero también otros de orgullo y optimismo por pertenecer a un pueblo generoso y solidario que es más fuerte que sus circunstancias, sean éstas propiciadas por políticos rapaces, violencia patológica o fenómenos naturales. 

Articulos recomendados


Comparte en:

Víctor Zúñiga @Zuniga_Vic

Ahora que pareciera que ya hay definiciones en torno a los candidatos que habrán de competir por la Presidencia de la República en 2018, es posible realizar un balance de lo que estará en juego en términos de planteamientos ideológicos y programáticos. 

Contrario a la percepción generalizada respecto a que la contienda del próximo 5 de junio será entre la izquierda y la derecha, el perfil de los (pre) candidatos indica que ésta será más bien entre diferentes expresiones de la derecha, que van desde el populismo estatista de Andrés Manuel López Obrador en MORENA, hasta el neoliberalismo ortodoxo de José Antonio Meade en el PRI, pasando por el catolicismo pueblerino de Ricardo Anaya en el PAN.

Y sí. En esta elección la izquierda entendida como un conjunto de planteamientos encaminados a propiciar mayores condiciones de equidad y respeto a los derechos humanos no se ve en dónde pueda estar representada en términos de competitividad y, por tanto, de posibilidades reales de triunfar electoralmente. 

Por otra parte, la designación de Meade como candidato priista le mete un importante freno al tema que hasta antes de su destape se perfilaba como el centro de los debates, las propuestas y las plataformas de gobierno de los partidos y sus candidatos, es decir, el combate a la corrupción. 

Sin embargo, eso no quiere decir que las campañas no se vayan en certámenes para ver qué candidato tiene al equipo de colaboradores más corrupto. Porque la política es una actividad de grupos, no de individuos. Y en este sentido no importa qué tan honesto y transparente pueda ser un candidato si está rodeado de personajes con pasados cuestionables. En los casos de los tres principales candidatos hay mucha tela de dónde cortar.

Pero regresemos al tema de las variantes de la derecha que habrán de disputarse la oportunidad de dirigir el rumbo del país los próximo seis años. 

Si esto es así se debe a que la propia sociedad mexicana es todavía bastante conservadora y aldeana como para procesar temas relacionados con laequidad y el respeto a la diversidad, amén de cuestiones económicas que tienen que ver con el manejo de la inflación y el impulso al crecimiento económico mediante la gestión adecuada de tasas de déficit y políticas fiscales progresivas. 

Por eso es que las confrontaciones discursivas y la competencia electoral entre los candidatos y sus partidos se situará al nivel de meras ocurrencias o acusaciones fantasiosas que en muy poco abonarán a una confrontación de ideas que nos permita a los electores decidir en función de información objetiva. 

Incluso nos están orillando desde ahora a tener que buscar esa información por nuestra cuenta y a identificar sus tendencias e inclinaciones a partir del análisis de sus dichos y posicionamientos pasados, para que esta ocasión no traten de engañarnos. 

Ya se verá conforme se acerque el día de la elección quién tiene más paciencia, prudencia, verbal contingencia y dominio de ciencia, como decía un personaje emblemático de la corrupción que prevalece entre la clase política nacional

DE PASADA: ¿Quién es Mikel Arreola y por qué no ha surtido mi receta de paracetamol? 

Articulos recomendados


Comparte en:

Martín Klimek 

I. Porque  sé que eres el reflejo fiel de nuestra sociedad y nuestros vicios.
II. Porque no te interesa en lo absoluto lo que a nosotros nos preocupa.
III. Porque robas a manos llenas.
IIII. Porque no tienes vocación de servicio.
V. Porque careces de cualquier tipo de ideología o principio.
VI. Porque por tu mal desempeño has degradado el tejido institucional hasta el punto de generar una ingobernabilidad latente.
VII. Porque no respetas la ley que tú mismo promulgas.
VIII. Porque has promovido la apatía social para que no se te fiscalice.
IX. Porque pactas de manera incongruente con quien sea, en aras de obtener tu pequeña cuota de poder.
X. Porque sé que olvidaré tu nombre en 3 o 6 años.
XI. Porque no me representas en lo absoluto.
XII. Porque no vas a mi calle o a mi barrio, una vez que ganas tú puesto “alimenticio”.
XIII. Porque no sé quién eres, no te conozco.
XIIII. Porque tu meritocracia es al interior de tu partido, no con tus electores.
XV. Porque por lo general no tienes las credenciales, ni de lucha ni académicas, para estar en ese puesto.
XVI. Porque eres inculto. 
XVII. Porque no eres discursivamente elocuente.
XVIII. Porque tus partidos políticos sólo buscan prebendas y están totalmente desconectados de sus bases, si es que las tienen.
XIX. Porque el sistema electoral en su conjunto nos costará casi 23 mil millones de pesos este 2018. , convirtiéndolo en uno de los más caros e ineficientes del mundo, si lo medimos en términos de participación política.
XX. Porque tus debates televisados dan pena y nos confirman que ninguno de los que se postulan para el actual cargo de Presidente,  tienen la estatura intelectual y ética para serlo. 
XXI. Porque degradas nuestro nombre y prestigio al exterior, cuando te reúnes con los políticos de otros países, que por lo general tienen mayores miras y tablas. 
XXII. Porque indistintamente de quien gane esta elección,las cosas no cambiarán, ya que existe un pacto de impunidad entre todos ustedes.
XXIII. Porque has generado polarización en nuestra sociedad.
XXIIII. Porque por así convenir a tus intereses, no has generado una división de poderes que realmente funcione.
XXV. Porque tienes sueldos insultantes para la realidad de la gran mayoría de los mexicanos. 
XXVI. Porque has trivializado y banalizado la políticaquitándole sustancia, convirtiéndola sólo en un deforme circo.
XXVII. Porque has generado un sistema electoral que no incentiva la participación ni la representatividad política; sin segundas vueltas; con fueros, ni castigos ejemplares.
XXVIII. Porque gracias a la normativa electoral, sé que el próximo Presidente de México ganará con menos del 30% de la votación total, si consideramos los que se abstendrán de votar.
XXIX. Porque me frustra saber que nosotros tenemos la culpa de que ustedes sigan ahí.

Articulos recomendados


Comparte en:

Jaime López Vela 

Este 23 de junio la comunidad de la diversidad sexual saldrá a marchar una vez más en la CdMx con dignidad, exigiendo igualdad y no discriminación para personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transgéneros, Transexuales e Intersexuales (LGBTTTI) de todo el País. Lo hacemos al tiempo que millones más lo hacen en el mundo entero en el #MesDelOrgullo. 

Este año nos embarga el luto por la muerte de nuestros compañeros #RubénEstrada #RobertoVega y #UrielLópezquienes que fueron asesinados el fin de semana pasado en Taxco, y por quienes protestamos el 21 de junio frente a la sede de la representación del gobierno de Guerrero para exigir justicia, por ello, estamos atentos a la audiencia con el Gobernador Héctor Astudillo. Pero estos casos se reproducen por todo el país impunemente y por ello actuamos.

Además, marcharemos porque la Organización Mundial de la Salud acaba de retirar a la transexualidad de la lista de enfermedades mentales, lo que en principio debería ser plausible, sin embargo, deja a esta condición en una situación similar por lo que la patologización de la identidad de género continúa y ello ofende y agravia a la comunidad Trans con la que nos solidarizamos.

Esta marcha se realiza a una semana de la elección más trascendente en la vida moderna de México, vamos a elegir al próximo Presidente, y a los futuros representantes populares. Hoy existe la posibilidad real de un cambio frente a la conducción que ha tenido nuestro país, los resultados de los últimos gobiernos están a la vista de todos, y nuestra comunidad está atenta a ello. 

El PRI desechó la iniciativa del matrimonio igualitario que el presidente Enrique Peña Nieto presentó ante el Congreso de la Unión con la finalidad de impulsar nuestra agenda y nuestros derechos, y se atreven a culparnos de haber perdido las elecciones intermedias por este hecho, en lugar de reconocer la corrupción e incompetencia con que gobiernan. Hoy sus candidatos a la CdMx Mikel Arriola y presidencial, José Antonio Meade, presentan una agenda retrógrada que atenta contra nuestros derechos y por ello tendrán nuestro voto de castigo. 

El Frente representado por Ricardo Anaya, quien se había presentado como un candidato joven, vanguardista y progresista, ha sucumbido a las exigencias de los sectores más conservadores y por ello ha suscrito la agenda del Frente Nacional por la Familia, los mismos que se oponen a nuestros derechos humanos de igualdad y no discriminación, de poco le valió estar aliado con un PRD como el de la candidata Alejandra Barrales, que otrora enarboló nuestras causas o con Movimiento Ciudadano, partidos que guardan silencio. Frente a estos hechos ominosos, actuaremos en consecuencia.

Morena ha formado una alianza con el PES, pero aun así Andrés Manuel López Obrador es el único candidato presidencial en mencionar con claridad el derecho a la diversidad sexual, el partido tiene una Secretaría que trabaja por nuestros derechos y tiene candidatos a diputados locales y federales que se han comprometido tanto como Claudia Sheinbaum a la Jefatura de Gobierno con la agenda de la Diversidad Sexual de manera clara y con propuestas para llevar atención a nuestra comunidad para combatir la discriminación. 

Estamos atentos al seguimiento y atención de nuestras demandas para incluirnos de pleno al progreso y desarrollo social por un México de libertad, igualdad y sin discriminación para todos.


Articulos recomendados


Comparte en:

Ana María Vázquez 

Ahí no, jefa, más pa’ acá, anda todavía lejos...no me oye, -dijo “N” a su compañero. -A mí tampoco, y mira que andan juntas, las de casi todos, y a nadie escuchan.
La madre, de blusa verde, junto con otras mujeres, encorvadas, con el rostro seco de lágrimas, peinaban lentamente la tierra con un palo, enterrándolo con esperanza de ser ella la siguiente afortunada. -Dirán lo que quieran -dijo una madre a otra de sombrero azul, -pero sé que anda por aquí, cerquita, me lo dice mi corazón.
-Y el mío, -respondió la del sombrero azul -y el de todas, si no de guajes andaríamos hasta acá.
-Anoche me volvieron a marcar -añadió una de paliacate amarillo -quesque si seguíamos por acá nos iban a dar piso, me le reí en la cara, ¿darnos que?, ¿más de lo que nos dieron?. Ya enterramos a varias, aquí seguimos y háganle como quieran. Y que me cuelga, de veras que me reí como hace mucho.
-A mí también me marcaron el otro día -dijo la de la blusa verde, -uno d’esos de la política. Que lo dejáramos, que ya hemos hecho mucho alboroto, que no le moviéramos, quesque las cosas estaban muy feas y que ya había llegado la noticia a la capital. ¡Pus muévanos!, le dije, échenos a todo su ejército, que de aquí, no nos sacan.
Las mujeres se habían detenido a descansar un momento; un grupo de más de veinte se había juntado esa vez en la zona prohibida.
“N” y su grupo, al que cada día se le abonaban más y más, gritaban y manoteaban tratando de ser vistos y escuchados, pero sabían, como desde el principio, que ellas no podían hacerlo.
-Y sí me puso la recarga, pero ya no pude avisarle, no me dieron ni tiempo de agarrar el teléfono.
-Dichoso tú -dijo el Bebé -al menos le dejaste tu voz en la grabación, a mí ni chance me dieron de eso.
-Mejor vamos a seguir gritándoles, o les aventamos entre todos una piedra pa’ que nos miren -dijo “N” -vamos a aprovechar que andan cerca.
Los muchachos siguieron gritando sin voz, moviéndose sin cuerpo, tratando inútilmente de ser vistos.
La de la blusa verde continuó -Sé que andan aquí, anoche que los soñé, me lo dijeron clarito -añadió enterrando con fuerza el palo y volviendo al camino. -¡Y que nos saquen, nomás que se atrevan!, ¡y con este palo me les enfrento! -dijo alzando el palo y haciendo que las otras gritaran e hicieran lo mismo. -Si no me los dan, por lo menos que me dejen encontrarlos -repuso con voz seca, tan seca como la tierra, como el palo que sus manos callosas agarraban con firmeza mientras iba lentamente, junto con las otras, picando con éste el camino.
-¡Miren! -gritó la del sombrero azul, -por allá, se ve como tierra removida -añadió emocionada.
Con el corazón latiendo a todo lo que daba, se acercó tan rápido como sus pies hinchados se lo permitieron, junto con el grupo al lugar señalado.
Unas comenzaron a llorar silenciosamente, otras, esperaban con emoción a que alguna diera el siguiente paso. La de la blusa verde, no obstante su pequeña estatura y su avanzada edad, se había vuelto al líder del grupo y las demás le tenían respeto “no cualquiera pierde dos hijos”, decían entre ellas, “doble búsqueda, doble dolor”.
Entre el miedo y la esperanza, volvía a empapar su blusa verde de sudor, temblaba como las demás -en el nombre sea de Dios, -dijo enarbolando el palo y enterrándolo firmemente. A unos metros de profundidad, el palo topó con algo y todas escucharon el sonido hueco. Se miraron paralizadas por unos segundos. ¿Sería ésta vez la definitiva?, ¿los encontrarían?.
Una a una, se hincaron, rezaron y se santiguaron en silencio como lo habían hecho otras veces, luego, al mismo tiempo, enterraron sus manos y comenzaron a remover la tierra amorosamente, cuidando que en cada puño no hubieran restos.
Los jóvenes las veían hacer, también en silencio, frustrados por no ser vistos ni escuchados, queriendo volverse tierra para sentir por última vez la caricia de su madre.
Ni modo, mano -le dijo “N” al Bebé, abrazándolo. -Hoy no se nos hizo, pero a lo mejor mañana..
Si, -respondió tristemente el Bebé, -mañana...
(Bebé: apodo de uno de los 43; “N” apellido con el que la policia clasifica a los desaparecidos o a los recuperados sin identificar)
*En memoria de los 43, y de las más de 300 mil víctimas de una guerra que no pedimos. Derechos reservados. Ana María Vázquez R. Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso de la autora. 10/05/2018.

Articulos recomendados


Comparte en:

Claudia Santillana @panaclo

Lupita D'Alessio es una de las mejores intérpretes de la música en México. Ella no canta, narra sus canciones. Las describe, las desnuda, las despedaza emocionalmente.

La serie "Hoy voy a cambiar" título de su canción más emblemática y representativa que hoy arranca, definitivamente me atrapó. Una personalidad intensa, de una mujer inteligente, pero rebasada por la pasión y la necesidad de afecto a pesar de la fama y el dinero.

Me encantó la participación de la actriz Mariana Torres ¡es estupenda! y además el parecido cuando Lupita D'Alessio era joven es tremendamente similar. La duda es en qué nos puede beneficiar como televidentes vivir y conocer la historia de vida de Lupita D'Alessio. Esto nos lleva a las nulas opciones qué ver en televisión y de la falta de contenidos.

A raíz de la serie de La vida de Juan Gabriel se pusieron en boga estas formas de darnos a conocer de dónde vienen y quiénes son nuestros grandes talentos mexicanos. En lo personal admiro a Lupita D'Alessio por la capacidad que tiene de transmitir y el rango de voz maravilloso, pero también la capacidad humana de sobreponerse y de aceptar frente a una multitud sus debilidades y carencias emocionales. Si hay algo que aprenderle, es eso.

Lupita D'Alessio es más una personalidad que merece todo un estudio psicológico pero, ¿quién no se ha enamorado o entregado y equivocado como ella?

Un gran talento que empieza a entrar en su decadencia, desgraciadamente, por la edad y esto está pasando con estos grandes artistas, de ahí que les generan series de su vida, ganancia para ellos y para la televisora. Para la gente: entretenimiento, dado que Televisa y TV Azteca ya no escriben novelas interesantes, ahora se dan a la tarea de promover esta nueva ideología televisiva.

Articulos recomendados


Comparte en:

El Diablo

Aunque fue postulado por el PAN, el gris ex Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, coordinará la selfie-bancada del PRD en el Senado de la República.

Mañana formalizarán el acuerdo, según adelantan los enterados.

Héctor Serrano operador político de Mancera tuvo que dejar pasar la coordinación de los diputados federales, para que su ex Jefe de Gobierno no tuviera trabas en el Senado.

Recordemos que Mancera, por acuerdo político, estuvo en la lista plurinominal del PAN a la Càmara Alta, pero su presencia política (...) está en el PRD.

Ahora la realidad el Sol Azteca en las cámaras no tendrá mucho brillo y tampoco mucho que perder, pues ya lo perdió casi todo. Le apuestan a que sus minorías se conviertan en el fiel de la balanza para tomar decisiones. Algo así como venderse al mejor postor.

Tan mal anda el PRD que encabeza Manuel Granados, que  las corrientes Alternativa Democrática Nacional de Héctor Bautista e Izquierda Democrática Nacional de René Bejarano, son las que deciden todo. Peeero el profesor Bejarano hoy es operador lopezobradorista y tiene más fuerza que la Vanguardia Progresista (VP) de Héctor Serrano.

Este miércoles, Mancera será nombrado como coordinador de los senadores del PRD. Se oye muy elegante, pero solo es el membrete. Tendrá que realizar proezas para hacer brillar una mini-bancada, sin ningún margen político. Es casi seguro pasará sin pena ni gloria, como acostumbra el ex Jefe de Gobierno.

Solo le queda endurecer el discurso, pues sus adversarios en el régimen de Andrés Manuel López Obrador están con la cartas abiertas, sobre todo Marcelo Ebrard, próximo Canciller. Y todo parece indicar que van con todo contra la dupla Mancera-Serrano.

Ahí no hay olvido ni perdón. A menos que el mismo Andrés López Obrador calme los ánimos y haga una operación para neutralizar o repatriar ese sector del perredismo que lo atacó en los últimos años, cosa que se ve complicada.

Veremos en los próximos días cómo se acomodan las pocas fichas amarillas que quedaron en la CdMx y el País bajo el “liderazgo” de Mancera. 

Articulos recomendados


Comparte en:

Redacción CUBO

Llevamos mes y medio de campaña presidencial. Ha podido ser todo, menos lo que se empeñan sus actores principales en que sea: un planteamiento de dos Méxicos. No los que ellos quisieran: blanco y negro para llevar agua a su molino, sino en el mejor de los casos lo que sí hay en una dualidad: uno de desigualdades y otro no. Uno de injusticias y el otro no. Hasta allí.

A los electores no nos han mostrado nada diferente de lo que sabíamos antes de iniciar el proceso electoral. Solo corroboramos que José Antonio Meade no llena los mítines y que la corrupción que solapó es mayor de lo que se reconoce; que Rucardo Anaya no acaba de lavarse la cara en explicaciones judiciales que cada día embrolla más; y que Andrés Manuel López Obradir es malo para defender ideas en un debate. 

Dos Méxicos, sí, pero no lo son por paradigmas electoreros ni por campañas del miedo. Sí los hay, pero perfectamente delineados, donde existe el desvergonzado planteamiento de mantener una continuidad que no garantiza crecimiento como ya vimos que no lo hace, porque ya lo vimos y que presume de un crecimiento que no ha sido parejo para todos y no promete serlo –mientras campea la corrupción que lo soporta en ese nivel de desigualdad– y un México que reclama que ese crecimiento distribuye mejor la riqueza, mientras combate la corrupción. Independientemente de que se cumplan las promesas de todos, o no lo hagan. Que ese tema termina siendo siempre otro boleto y lo sabemos perfectamente bien.

Pocas cosas nuevas sabemos ahora, luego de mes y medio de campañas presidenciales. Que sí, salvo confirmar que a López Obrador no se le da debatir, como que Anaya no acaba de superar broncas legales que lo persiguen, mientras no acaba de brotarle una vena social que atienda a 60 millones de pobres y confirmando que el PRI en números va en decadencia, y con base en ellos ha perdido las elecciones de 2018. Desconozco si lo de López Obradir tenga remedio. De Anaya baste decir que no puedes ir en campaña presidencial con sombras de dudas judiciales. Eso contribuyó a hundir a Hillary Clinton. Y de Meade, el hartazgo campea hacia el PRI –que a diario desde el gobierno Enrique Peña Nieto nos recuerda y nos demuestra que no le interesa enmendarse, ni en defensa propia, siquiera– y el PRI no quiere enterarse. Sencillamente, no quiere.

Hago un paréntesis: en las redes sociales los más violentos son los priistas. Se nota cómo defienden a capa y espada sus privilegios. Esos que no son los de la mayoría. Eso los evidencia aún más como una suerte de minoría sectaria. Atendible. No merece arredrarnos. Y lo que he visto de la furibundez de los anayistas dejaría pálido a cualquiera que suponga que no hay violencia en su actuar.

  

Porque dígase: en una campaña electoral cabe esperar de todo, mientras no rebase el contexto legal y democrático, que en el caso mexicano se rebasa permanentemente. Por otro lado, a Meade en el fondo, el hartazgo social por un sexenio priista desastroso en su desempeño y números, lo persigue. Y de los ciudadanos dígase que hasta hoy, todo indica que están dispuestos a participar, activos, proactivos y ha manifestar su legítimo descontento en las urnas (lo que según los números, implica no votar por el PRI), y ese proceder enfurruña al priismo que responde queriendo confundir a la opinión pública como si no votarle fuera solo algo visceral. Es una torpeza discursiva priista, desde luego. Lo más importante que de momento nos deja esta campaña presidencial consiste en saber que sin la certeza final de que tal o cual ganara la elección, la democracia cumple con esa parte de la incertidumbre. Que todo puede pasar aún, sí.

Conforme se acerca el 1 de julio puede constatarse que los ciudadanos no son indiferentes, se involucran y participan sin complejos ni atavismos. Eso es muy positivo. Desde los medios de comunicación se requiere una responsabilidad enorme para atender todas la voces, para aportar al debate nacional. Es su función. Hay medios que lo asumen, otros pasan de ello, pero a todos los vigila una sociedad proactiva. Es positivo que así sea.

En el camino los apoyos de personalidades públicas –lo normal, siempre–, las guerras de cifras por encuestas, los grupos financieros que según el candidato auguran escenarios que van de lo catastrófico o llaman a una calma y a frentes unidos por golpear al puntero, dan color a una campaña y son parte de la normalidad democrática, cor{atoicvas. No la mejor peor si lo normal.

Lo que siempre será cuestionable es que haya al menos mil candidatos que han declinado continuar en la contienda actual con esta violencia desbordada que nos deja el sexenio priista que termina. Es uno de los rubros más complicados que deberá atender quien gane. Afrontar mientras seguimos esperando las grandes propuestas a los problemas nacionales, que no acaban de llegar. No llegan ni se atienden y la ansiedad se exaspera con justa razón.

Todos lo candidatos tienen la enorme responsabilidad de plantear soluciones sensatas. No les queda más remedio. Y los ciudadanos deben prepararse para todos los escenarios. Cinco candidatos podrían ganar la presidencia, pero no es fácil asimilarlo entre sus simpatizantes en caso de que perdieran, como es natural.

Como no lo es la enorme campaña de miedo sobre la posibilidad de que gane López Obrador. Ya el año pasado tuvimos algunas experiencias de gente que se traga entra el cuento. Una conocida me dijo que si ganaba Morena en rel Edomex, instauraría el socialismo. Su pavor era patético y descabellada su postura. ¿Usted ve a Toluca socialista? sería un hito. Y desde luego que los malos resultados de Del Mazo nos obligan a preguntarle a esa gente: ¿hoy me lo recomendarías, de nuevo? 

Ese año me ha salido con la dea de que Loz Obrador es e soslciolismo. Va. Loq eu iolvida aconvnincia o por ignoracia, que sería muy grave, es que para e eso sucedea se reuqieriria un cambio de régimen. Eso ya es más complciaod que ganar el 1 de julio.

Mientras recuperamos la cordura basta saber que vamos a mitad del periodo electoral y que lo que falta será muy agobiante, porque como es normal, la acritud aumentará.

Esperaba más de los candidatos. Me están decepcionando y el puntero, que se ponga las pilas….

Articulos recomendados


Comparte en:

El Diablo

Es un hecho, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel  Mancera, ya está registrado como candidato a Senador por el PAN... sin embargo no está nada contento con su futuro inmediato. 

Fue el pago por su declinación por Ricardo Anaya, quien busca la Presidencia. A Mancera no lo postula el partido que lo llevo a la Jefatura de Gobierno sino el contrincante en su momento... el PAN.

Muchos ya comenzaron a decir que Mancera dejará el gobierno el próximo viernes. Lo cierto es que tiene hasta el 30 de marzo para hacerlo. El que mucho se despide...

Seguirá estirando la liga hasta el último minuto y mientras sus cercanos buscan a toda costa quedarse con las plazas que dejará su equipo.

Lo que no saben es que mantendrá todo el control de las posiciones y el Secretario de Gobierno, José Ramón Amieva, ni siquiera tendría que moverse de oficina.

Se espera que el triste Mancera pida licencia temporal, la cuál podría alcanzar los 90 días y Amieva solo sería  encargado de despacho.

La estrategia es debido a que el Jefe de Gobierno esperará  a una eventual impugnación y su resolución. Si el Tribunal Electoral se pronuncia en contra regresará sin problema a su cargo. Para gusto de algunos y el enojo de cientos.

Aunque también se sigue otra estrategia, en los últimos días se ha intentado hacer un trabajo intenso de cabildeo con los magistrados locales para que se pronuncie a la brevedad.

De cualquier forma, Mancera relanzará su idea del “Cuarto Polo” para promover el Gobierno de Coalición.

Quiere recorrer el país en una suerte de campaña paralela a Ricardo Anaya. Al final, todo indica, entregará su proyecto a quien gane, no importa quién.

Por ello, algunos de sus cercanos ven con buenos ojos su campaña paralela y promoverse ante el triunfador, así como los coqueteos sutiles con Andrés Manuel López Obrador.

Hay un pacto de paz no escrito, que hasta ahora ha sido respetado, pero las cosas podrían cambiar drásticamente en los próximos días pues Morena saldrá con todo a denunciar la corrupción en la Ciudad de México.

Como lo hace Mancera casi a diario, López Obrador comenzará a verbalizar su idea de cambio de régimen.

En tanto, en la Ciudad de México ya suena  la idea de que no habrá carro completo para nadie.

En el Frente (PRD, PAN y MC) no tienen certeza de qué distritos ganarán o cuántas delegaciones mantendrán, aumentarán o perderán.

Lo sorprendente es que los sensatos en Morena tienen la misma incertidumbre. Hasta ahora, nada para nadie, incluida la Jefatura de Gobierno.

La ‘guerra sucia” se avecina o ya está en marcha, así como las demandas electorales.

Lo que no se decida en la urnas se llevará a la calle o los tribunales. Vienen tiempos complicados. 

Articulos recomendados


Comparte en:

El Diablo

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) es la encargada de regular el crecimiento de la capital. Esa rectoría corresponde actualmente a Felipe de Jesús Gutiérrez, a quien el poder inmobiliario tiene doblegado.

El ciudadano de a pie lo nota. A menos que alguien pueda decir que la urbe crece en orden, que las plumas levantadas para desarrollos, complejos comerciales y rascacielos no impactan de forma negativa a las colonias y barrios.

Los favores para levantar desarrollos no sólo pasan por Delegaciones corruptas como la que encabezada Víctor Hugo Lobo en Gustavo A. Madero, también por la oficina del Secretario, que en el mejor de los casos, es omiso.

Si es por omisión, a Gutiérrez le falta una estrategia para ventilar las ilegalidades que deja pasar, sin ser regañado por sus superiores, autoridades o desarrolladores. Nunca ha hecho un señalamiento directo.

El prestigio que detenta como experto lo está degradando con su inhabilidad política.

Hoy el Secretario tiene un problema menos, pero no porque lo haya resuelto. Más bien la realidad le ayudó.  Nunca logró detener a inmobiliarias que construían sin cumplir con su obligación de edificar los cajones de estacionamiento que exigía la norma.

El titular del desarrollo urbano hoy respira más tranquilo, al menos en ese rubro, pues el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera modificó la Norma en Materia de Estacionamientos para reducir los espacios para vehículos en nuevos inmuebles y establecimientos mercantiles.

Es tendencia mundial dirán los expertos, pero en este caso al Secretario le hacen parte de la tarea, algo que nunca él pudo regular.

En los próximos días se verá si Felipe de Jesús Gutiérrez sobrevive a los cambios en el Gabinete. O bien, veremos que coloca como logros en su reporte para el Quinto Informe del Jefe de Gobierno, que se espera sea el último de Mancera para después preparar su salida y buscar la candidatura presidencial. Pobre Ciudad pues.

Articulos recomendados


Comparte en:

Filipo Ocadiz

Hace casi un año llegaba el momento de conformar el nuevoórgano de gobierno del Instituto de transparencia, Acceso a la Información, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, mejor conocido como Info. En aquella ocasión hubo más desaciertos que certezas. Por principio de cuentas la primera convocatoria, que fue hecha el 22 de diciembre, tenía toda la intención de generar desinterés en el proceso de selección de quienes ocuparían el cargo de comisionados del citado instituto, pues aquella convocatoria contemplaba cuatro horas para cumplir con los requisitos ahí expuestos; sí, cuatro horas. Por supuesto que tampoco se dio aviso a casi nadie de esa primera convocatoria. Un madruguete legislativo a todas luces ilegal.

Ante la presión de distintas autoridades, pero sobre todo de organizaciones civiles y algunos otros actores públicos se abrió una nueva convocatoria en el mes de enero, argumentando una fe de erratas por aquellas cuatro horas. No contentos con lo anterior, una vez concluidas estas primeras etapas, se volvió a abrir una nueva convocatoria y esta vez el argumento fue que no había muchas mujeres inscritas en aquellas dos convocatorias anteriores. Al final se inscribieron doce mujeres, aunque solo quedaron nueve, pues dos renunciaron porque nadie les había avisado y una tercera porque así lo decidió. En total 67 ciudadanas y ciudadanos participaron del proceso.

Habiendo tantas irregularidades, el grupo parlamentario de Morena, en ese momento el grupo mayoritario, pero sin poder real dentro de la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se opuso a continuar con el proceso de selección de comisionados que, hasta ese momento, por decir lo menos, era desaseado. Lo cual culminó con un instituto acéfalo, pues cuatro de los cinco comisionados habían terminado su encargo y no había quién los pudiera sustituir.

Muchas personas han argumentado que el derecho a saber, a obtener información por parte de los entes que conforman elgobierno capitalino se ha vulnerado para los habitantes de la ciudad de México y de cualquier otra persona que quisiera conocer de algún asunto ocurrido en la capital del país. Lo realidad es otra. El INAI, el órgano garante a nivel nacional de la transparencia se ha hecho cargo de algunas de las funciones del pleno que le corresponden al Info, pues muchas de ellas se toman colegiadamente y al tener únicamente un miembro, esto no ha podido hacerse en el seno del instituto. Los recursos de revisión, denuncias e inconformidades se han tomado en el órgano nacional, dejando al Info como un mero cascarón sin poder ejercer muchas otras funciones. Por supuesto esto no significa que el Info deba seguir sin comisionados que cumplan con las obligaciones contenidas en la Constitución y en la propia Ley de Transparencia.

El lunes 22 de octubre hubo un primer acercamiento con la sociedad civil y la sociedad en su conjunto por parte de la comisión de transparencia y combate a la corrupción, delahora llamado Congreso de la Ciudad de México, que será la encargada de la selección de los nuevos comisionados. Es un primer encuentro, pero es muy esperanzador, pues se trataron puntos muy importantes como lo son la forma de evaluar a los aspirantes, dando a conocer la forma y los criterios a tomar en cuenta; que es un nuevo proceso enmarcado en la Constitución de la Ciudad, en vigor desde el 17 de septiembre de este año; y que se podrán hacer observaciones a la ley por parte de todos los ciudadanos interesados y el periodo en el que se podrá hacer.

Habrá, no cabe la menor duda, una nueva forma de hacer leyes y de generar certidumbre en la ciudadanía acerca de quiénes serán las personas que garantizarán el derecho a saber de los habitantes de la Ciudad de México y con todos los órganos autónomos de la Ciudad. Hay ejercicios que serán inéditos y todos ellos están contenidos en la Constitución. Falta que los ciudadanos y no solo las organizaciones civiles hagan suya esta nueva forma de gobernar y hacer leyes, para ello se requerirá más publicidad y que mejor que se empiece con la transparencia la cual, en uno de sus principios, marca la máxima publicidad para el ejercicio de gobierno.

Articulos recomendados


Comparte en:

Martín Klimek @mklimekalaye

Sí, tengo que confesarlo. Y es que a veces uno se levanta con ese espíritu de culpa consiente que le invade el alma, por lo general tan atrapada en la forma y tan pocas veces en el fondo, tan ávida de pretender pero no de ser; tan llena de esos deseos de likes en el Facebook o en Instagram y /o el Twitter pero tan vacía. Inmersa en esa realidad vacua que hemos fabricado y que a toda costa pretendemos que pase rápida a lo largo del día –lleno de actividades y evasiones- para que a fin de cuentas, no la podamos sentir en tiempo real: alma tan llena de nada.

Por eso repito, a veces tengo miedo cuando por fin despierto y escribo. Pero no esa clase de escritura diaria que uno hace: la de pontificar mensajes políticos sin acción; de dar análisis no pedidos o en el peor de lo casos, de exagerarle al mundo que tan feliz, enamorado o triste estás, que tanto sabes o que tan importante eres.

Perorata dirigida siempre y sin tregua hacia el omnipresente público de las redes sociales, al cual realmente ni siquiera le importas, salvo para generarles una envidia mal sana o una lástima conmiserativa.

Así pues con todo y mis miedos, intento hacer ese ejercicio catártico de sinceridad para ver el estado de mis cosas, pero no de las externas, en las cuales uno está metido casi las 24 horas al día -con todo e insomnios- sino de despertar esa anquilosada capacidad de atreverme a mirar hacia adentro, con el objetivo de poder describirme/les el cómo me siento, pero de una manera sincera y no hipócrita.

A priori, me doy cuenta que aún no he perdido esa capacidad de encontrarme  conmigo, ya que probablemente aún no confundo a la sensibilidad como un sinónimo de debilidad; lo que me ha hecho falta es buscar y poder encontrar los espacios para poder hacerlo. He sido víctima como muchos, de creer que darse el tiempo de poder hacerlo es un lujo en un mundo que no te permite esos márgenes. Que mentira más grande.

Cuando nuestra civilización realmente se ha puesto a pensar y a profundizar, ahí se han presentado los saltos cuánticos como sociedad: Grecia, el Renacimiento, la Ilustración Francesa, el Siglo de la Luces etc. Periodos de la historia en donde la concepción del vivir radicaba precisamente en eso: “pensar profundo para crear profundo” todo ello en una dicotomía indivisible. Ahora, probablemente estemos pasando por un oscurantismo basado en la omnipresente idea de  la tecnología como salvadora per se de la humanidad.

Por eso en aquellas épocas florecieron como nunca las artes, las humanidades y las ciencias. Porque precisamente, la gente se dedicaba a darse el tiempo para poder pensar. Y es lógico, si no existe un andamiaje previo conceptual que interprete la realidad no es posible construir.

Eso es lo preocupante, ya que los que tienen hoy en día los medios y los accesos para generarse la capacidad de pensar y profundizar, no lo hacen. Por eso es que estamos tan perdidos como sociedad, tan faltos de ideología, de principios, arte, cultura y conocimiento. Nuestro mundo se enfrenta a esta terrible crisis de valores, ya que simplemente hemos perdido cualquier referente que nos dé guía: intelectual o de cualquier otro tipo, incluida la espiritualidad.

Somos una colectividad que vive en una “Modernidad Líquida” como diría  Zygmunt Bauman o en una “Sociedad del Cansancio” apelando al filósofo alemán Byung-Chul Han, llena de competitividad destructiva, fincada en la pérdida del vinculo comunitario y plena de enfermedades mentales como común denominador (depresión y ansiedad en su mayoría)  todo producto del vacío existencial en el cual vivimos. Inmediatamente, me llega a la mente la película “Anomalisa” que habla sobre lo mismo y la cual recomiendo ampliamente.

Así pues, hoy lo que impera es el culto a lo virtual y el alejamiento de lo real, ya que estamos inmersos en un círculo vicioso, en donde la cotidianeidad es tan gris que nos evadimos a través de la tecnología y su frenético uso para no vivirla. Pero eso no tendría porque ser así.

El hombre siempre tendrá  esa capacidad  de abstraerse y buscar en los confines de lo que no conoce para volver a sentir y apasionarse por su propia vida.  Pero para sentir, primero hay que saber quién eres, obteniendo con ello la sensibilidad de que es lo que te apasiona y te mueve. Y ciertamente, nunca será tarde para hacerlo.

Por eso me da miedo escribir así, porque es precisamente cuando me pongo a analizar si vivo entre la congruencia  del oficio y la pasión.  En mi caso y después de mucho topes, me he convertido en un purista que pretendo generar ese camino a toda costa, aunque sea para muchos anticuado, peligroso y a destiempo. Pero repito, para eso hay que tener la capacidad de parar y ver hacia adentro de uno.

Constato a la vez lo difícil en que se ha convertido esa cualidad. Sin ella, también es imposible poder manifestarse, exigir, luchar y cambiar las cosas, ya que ni siquiera sabes por qué y para qué tendrías que hacerlo; ni siquiera te importa pero en el fondo te lastima.

Pero esto no es casual repito, ya que al establishment no le conviene que pienses ni que tengas el tiempo para hacerlo. Así que hoy paro. Dejo de presumir, criticar, evadirme, envidiar y de pontificarle al otro con el firme objetivo de volver a pensar quien soy y descubrir en una íntima retroalimentación, si me agrado o no; todo con la intención de hacer más claro lo que anhelo y utilizando el motor de un gusto que pienso, puede ser precisamente mi salvación: el de escribir para perderle el miedo a saber quién soy y para luchar por lo que anhelo ser. Ojalá que algunos de ustedes también se den ese momento.

Articulos recomendados