Comparte en:

El Faunito: el lujo que ya no pudo darse Duarte

Autor: Diario de Xalapa/Redacción CUBO

Fortín de las Flores, Ver.- El complejo residencial campestre “El Faunito”, que fue entregado en comodato al Instituto de Ecología (Inecol) y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt),muestra los lujos con los que vivía el exgobernador Javier Duarte de Ochoa.

Se trata de un espacio de 58 mil 76 metros cuadrados, cuya construcción es similar a la de una hacienda. En el terreno, que está rodeado de vegetación propia de la región, hay tres construcciones: la casa principal, una casa para visitas y otra área que servía de almacén.

Las bardas antiguas, tejas, paredes cubiertas de rocas, candelabros y barandales rústicos se observan en cada una de las construcciones.

La casa principal cuenta con cinco habitaciones y un par de ellas todavía tienen cortinas que están sujetas a aros de metal de tipo antiguo.

En algunos espacios hay clósets, muebles que servían para guardar la ropa y calzado, mismos que ya fueron inventariados por el gobierno estatal.

En los baños hay mármol, uno o dos lavabos con espejos que abarcan toda la pared y en dos de ellos hay un jacuzzi con sistema para el control de temperatura del agua.

En una de las estancias fueron colocados varios espejos, de diferentes tamaños y figuras, los cuales permanecen en su lugar.

La cocina es de una sola pieza, pero tiene el mismo tamaño de la sala de reuniones, ya que cuenta con dos fregaderos, un espacio para la estufa, una campana para absorber la grasa, un horno, un área en la parte central para el picado o preparación de los alimentos, alacenas y un tipo pizarrón donde a la fecha se tiene la descripción de la salsa macha. 

Junto a la cocina está la alacena, en la cual hay estantes donde se tenían los alimentos, cubiertos, cacerolas, sartenes y todos los artículos que se necesitan para cocinar.

Articulos recomendados


Etiquetas: ciencia y tecnología